Hilma Af Klint es una de las mujeres más enigmáticas de la historia del arte. Sin lugar a dudas fue la pionera del arte abstracto en Europa. Klint abrió un camino que nadie se había atrevido a cruzar antes: romper con la figuración.

Las causas de su invisibilización en el ámbito de la museología se excusan en que Hilma jamás reconoció sus obras como arte. Tampoco teorizó sobre el por qué alejarse de la tradición mimética y optar por un camino de geometrización y abstracción, como sí haría el que muchos todavía consideran el padre de esta vanguardia, Kandinsky.

alma af klint

Pero si estudiamos detenidamente su vida, su formación artística y su obra, parece evidente que a Hilma Af Klint hay que colocarla en los libros y discursos artísticos antes que a Kandinsky, Malevich, Mondrian  o Delanuy, aunque sus cuadros no influyeran directamente en ellos, pues permanecieron ocultos al público hasta 1986.

Su vida, un camino iniciático

Nació en Estocolmo en 1862. Educada en una escuela naval, desde pequeña estuvo expuesta a tratados matemáticos, trigonometría mecánica y estudios cartográficos y de navegación.

Klint haría un mapa del espíritu; un laberinto iniciático que plasmó en todas sus obras.

La moda del espiritismo, nacida en París gracias a Allan Kardec, no tardó en recorrer Europa con las famosas mesas parlantes. Con la muerte temprana de su hermana Hermina a los 10 años, Hilma la acompañó en el tránsito hacia terrenos ignotos y descubrió una llamada y vocación espiritual que nunca abandonó.

Sus inicios en la Teosofía

A los dieciocho años empezó a frecuentar la Hermandad Espírita y la Sociedad Teosófica de Suecia, donde conocería a Rudolph Steiner, futuro fundador de la Antroposofía. El encuentro con él la marcaría profundamente pues rechazaba vivamente  la pintura automática y le pidió expresamente no mostrar sus obras al público hasta que pasaran 50 años.

af klint hilma

Según entrevistas recientes a su sobrino nieto Johan, aunque Hilma habría deseado casarse con un tal Halliday, realmente inclinaba sus deseos y afectos emocionales hacia las mujeres. De hecho, muchos de sus cuadros estuvieron dedicados a Gusten, una amiga y compañera que falleció a los pocos años.

Hilma Af Klint, desconocida por deseo propio

Hilma realizó su arte en el aislamiento de su casa de campo, libre de las demandas del mercado, la crítica y la opinión establecida.

Por petición oral, expresó a su familia no dar a conocer sus obras de arte hasta 20 años después de su fallecimiento. Un accidente de tranvía le arrebataría su vida en 1944.

Fue enterrada en el cementerio de Galarvarvskyrkogarden. Hoy día la placa sólo refleja el nombre de su padre.

klint

Hilma antes de morir quemó la mayoría de sus fotografías y cartas, pues deseaba que la fama fuera para su obra y no para su persona. Siempre se consideró un instrumento en pos del conocimiento de lo Divino.

«La vida es una farsa si una persona no sirve a la verdad»

En 1972 su familia establece La Fundación Hilma Af Klint, a la que pertenecen la totalidad de sus obras. La familia se debate entre guardar y preservar la intimidad de sus obras en la pequeña fundación sueca o en regalar cuadros a los grandes museos internacionales para que las pinturas de Hilma af Klint obtengan la fama que les corresponde.

El grupo de Las Cinco

Cuando en 1882 abandonó formalmente la Hermandad Espírita, fundó junto con Anna Cassell, una compañera espírita y otras tres mujeres artistas: Sigrid,  Cornelia y Mathilde, el grupo de Las Cinco (1896-1907), una logia religiosa, mediúmnica y artística.

Conocemos todo el proceso de producción de las obras gracias a los cuadernos de Klint, donde apuntaba cada detalle de las sesiones.

Se reunían cada viernes y tras hacer oraciones y  meditaciones, realizaban un sermón cristiano y un análisis del Nuevo Testamento. Tras esto se disponían a realizar una sesión mediúmnica, donde solían contactar con los mismos espíritus frecuentemente: Se denominaban a sí mismos: Gregor, Clemens, Amaliel, Esther, Georg y Ananda.

af klint

Mientras Sigrid fue la conductora y médium principal del grupo, Cornelia realizaría la mayoría de dibujos automáticos hasta 1903. En estos años Hilma Al Klint se dedicaba a fortalecer su capacidad de intuición y concentración con ejercicios aprendidos en la Hermandad como mantener la vista fija durante horas en un vaso con agua.

Dibujos automáticos y contacto con espíritus

Algunas  veces los dibujos automáticos los realizaban  en  forma  de  ‘cadáver  exquisito’. No se permitía ningún tipo de cambio o corrección, ya que tenía que mostrarse tal cual se transmitía mediante la canalización.

En 1904 Klint contacta por primera vez con Amaliel, quien le pide que pinte en un plano astral (abstracto), resaltando los aspectos inmortales del ser humano.

Georg y Ananda instan a Hilma a la producción de una serie, Las Pinturas del Templo. Más de una centena de cuadros decorativos para un futuro templo en forma de espiral, que nunca se llegó a construir.

Respecto al automatismo de su proceso Hilma exclamó en sus escritos:

“Las imágenes eran pintadas directamente a través de mí, sin ningún dibujo preliminar y con gran fuerza. No tenía idea de lo que se suponía que  representaban  las  pinturas;  sin  embargo,  trabajaba con rapidez y seguridad, sin cambiar ni una sola pincelada”.

La pintora Klint era conocedora de los riesgos que habían supuesto los contactos con entidades astrales  muchos artistas, por lo que guardaba un riguroso ritual diario. Su dieta era estrictamente vegetariana, siempre vestía de negro, realizaba ayunos y oración cristiana y pintaba tres horas al día.

Formación y Proceso artístico

Miembro de la Escuela de artes, Diseño y Oficio y de la Rea Academia de Bellas Artes de Estocolmo, donde se graduaría con honores en 1887, Hilma Af Klint se formó en el paisaje, el retrato y los dibujos botánicos. También fue caricaturista y dibujante en el instituto veterinario. Más tarde se unió a la Junta de la Asociación de Mujeres Artistas Suecas.

En 1903 abandona la pintura naturalista y comienza en la abstracción. Su primera etapa de pintura automática a través de contactos en trance con entidades. Tras la visita de Steiner a su taller, donde vio su obra y apenas la valoró positivamente, Hilma entraría en un parón artístico donde reformularía su método de trabajo.

De la pintura automática a la interpretación artística

Sus obras  a partir de 1912 ya no son producidas con sesiones mediúmnicas, sino usando su propio conocimiento y reflexión tanto de las fuentes esotéricas como de sus propias experiencias.

Hilma tratará, durante toda su vida, de entender e interpretar todas las pinturas que no realizó bajo su propia voluntad.

Su trabajo era un enigma para ella misma.

Es evidente que sabía la brecha artística que había abierto. En 1914 expuso obras naturalistas en la “Exposición Báltica” junto con los primeros acercamientos a la abstracción de Kandinsky, que causaban gran revuelo y admiración.

Hilma debió sentir gran frustración sabiendo que sus obras, anteriores y más radicales guardaban polvo en su desván.

Aunque se dejó guiar por el gurú Steiner, fueron tres las ocasiones en las que intentaría exponer obras figurativas dentro de la Sociedad Antroposófica, mas no obtuvo respuesta.

Obras de Hilma Af Klint

Las obras de arte de Hilma Af Klint reflejan la ambición teosófica por excelencia: la unidad de la religión y la ciencia. Y muestran el conocimiento de todas sus lecturas esotéricas: Blavatsky, Steiner, Annie Besant o Agrippa.

También se deduce lo actualizada que se mantenía  a los últimos descubrimientos y teorías de la época, pues la ciencia también buscaba respuestas en lo invisible: rayos x, ondas de radio, partículas atómicas…

hilma af klint obras

Sus series más famosas son “Las Pinturas del Templo” y “Los diez más grandes”,obras de gran formato que hablan de la evolución de la humanidad.

Sus espirales, corazones, cruces, conchas…nos hablan de procesos de evolución y mitosis. De dualidades que se conjugan y complementan. Del caos al orden cósmico. Símbolos astrológicos, huevos o amebas habitan un universo sumamente colorido que habla, en definitiva, de la Unidad primordial.

Otras pintoras que pueden interesarte: